Cómo calmar a su crítico interno: 10 herramientas que puede usar

Superar esa vocecita molesta que le gusta recordarnos lo terribles que somos no es un triunfo fácil. La duda siempre está esperando entre bastidores para derribarnos, pero estos 10 consejos, trucos y herramientas pueden ayudarte

Superar esa vocecita molesta que le gusta recordarnos lo terribles que somos no es un triunfo fácil. La duda siempre está esperando entre bastidores para derribarnos, pero estos 10 consejos, trucos y herramientas pueden ayudarte a trabajar con esa voz y encontrar el poder interior para salir adelante de todos modos …

1. Dale un nombre a tu crítico

Una de las primeras herramientas que debe utilizar cuando se trata de tomar las riendas de su crítico interno es darle un nombre a esa voz. Darle un nombre a tu crítica interna negativa te ayuda a separarla de tus pensamientos cotidianos y significa que cuando esas dudas sobre ti mismo se desvanecen, puedes desenredar tu propio pensamiento saludable de tu crítico interno. Llámalo Charlie, llámalo Nancy, llámalo dictador, como quieras, pero dale un nombre.

2. Mantenga la conversación fluida

Ahora que tu crítico interior tiene un nombre, será más fácil tentarlo a conversar. Si bien el objetivo final es silenciar la voz, esto no siempre es posible hasta que esa parte de nosotros siente que ha sido escuchada. Hay una parte de tu crítico interior que te respalda y está tratando de protegerte de posibles daños. La próxima vez que tu crítico interno diga ‘no puedes hacer esto’, pregúntale por qué y sigue el hilo hasta lo que probablemente será un final ridículo. Una vez que se haya escuchado y conversado con su crítico interno, es probable que deje de gritar su nombre.

3. Finge ser un amigo

En esos momentos en los que esté luchando por salir de debajo de la roca, intente salir de sí mismo y dirigirse a sí mismo como si se dirigiera a un amigo. A menudo somos mucho más duros con nosotros mismos de lo que jamás soñamos con ser con un amigo, y es útil recordar esto y practicar algo de esa bondad, compasión y verdadera fe en nosotros mismos que generalmente reservamos para los demás.

4. Ponlo en papel

Si su crítico interior no lo abandona, tome las declaraciones que está haciendo eco y escríbalas en un papel y bosqueje la prueba. Si su crítico interior dice, ‘su negocio emprendedor fracasará’ o ‘usted es un mal amigo’, entonces tome una hoja de papel y dibuje dos columnas. Por un lado, haga una lista de afirmaciones que respalden ese hecho y, por el otro, haga una lista de pruebas que lo contrarresten. Al mapear la evidencia en ambos lados en blanco y negro, le ayudará a tener una visión equilibrada de los hechos, en lugar de dejarse llevar por las emociones.

5. Cambiar a declaraciones precisas

La próxima vez que surja una crítica interna sobre lo terrible que eres en algo, intenta reemplazar esas generalizaciones radicales con declaraciones más precisas. Entonces, tal vez no siempre esté tomando la decisión incorrecta, pero a veces toma las decisiones incorrectas. Ser capaz de prestar declaraciones precisas en lugar de la versión dramatizada de los eventos es un recordatorio asombroso de que eres un ser humano y mereces compasión y la oportunidad de tomar giros incorrectos y correctos en la vida.

6. Metas de equilibrio y acción

Ahora que tiene las declaraciones precisas, puede trabajar en cierto equilibrio con objetivos accionables. No todas las declaraciones de los críticos internos deben ir acompañadas de un plan para hacerlo mejor, ya que esto le da demasiada fuerza y ​​peso a esa pequeña voz. Lo que puede hacer es aprender a reconocer dónde hay espacio para una meta viable. Aceptar algunos defectos y saber dónde hay espacio para trabajar en las cosas puede ser un equilibrio súper saludable al que aspirar. Por ejemplo, cuando esa voz dice que eres terrible hablando en público, acepta que luchas con ella y busca la manera de sentirte más cómodo con ella. Ese es un objetivo accionable allí mismo.

7. No reprimas

Esto se relaciona con el punto de escuchar a tu crítico interior. A menudo podemos caer en un ciclo de desvío espiritual en el que nos sentimos avergonzados o culpables por tener ciclos de pensamientos negativos. Si intentas callar a tu crítico interno, solo puede amplificar esa voz y terminamos preocupados por estar preocupados. No reprima las emociones negativas; permítete sentir todos los sentimientos.

8. Solicite garantía

Si tienes personas en tu vida en cuya voz amas y en las que confías, no temas pedirles su asentimiento de seguridad. Dígales que está luchando con su crítico interno diciendo X, Y y Z, y déjeles que le digan todas las formas en las que su crítico interno está fuera de lugar. Ayuda.

9. Un mantra simple

Recurrir a un mantra simple cuando tu crítico interior se está portando mal es otra forma sencilla de cerrar la brecha cuando te sientes con poca energía y recursos más amables. Uno de los mantras más fáciles de emplear es la idea de responder con «¿y qué?». La próxima vez que tu voz diga, no puedes hacer esto o todo el mundo te odia, respondiendo con un « así que qué » puede tener mucha fuerza emocional y peso.

10. Invoca los Cristales

Rara vez hay un problema que un determinado cristal no pueda ayudar a resolver. La duda es un efecto secundario generalizado del ser humano y los cristales que te ayudarán a superar son el cuarzo rosa por su beso de amor propio y la cornalina por su impulso de confianza en ti mismo.